Virolas

Valverde y el último cartucho

 alejandro-valverde

No hay que ser un vidente para concluir que a Alejandro Valverde se le ha esfumado este sábado su última oportunidad de subir al podio en un Tour. Las esperanzas puestas en la crono, especialidad en la que el corredor murciano es en la actualidad campeón nacional, se evaporaron casi a mitad de la misma cuando sus tiempos de referencia no eran los esperados. Valverde se tendrá que conformar con un cuarto puesto, que no es nada despreciable, pero que se antoja bastante escaso para sus aspiraciones, aunque mejore su quinta posición que alcanzó en la edición de 2007.

Tras su paso por el Tour, con 34 años, al ciclista de Las Lumbreras le restan para resarcirse esta temporada la Vuelta a España y el Mundial, donde volverá a ser jefe de filas. La primera, que ganó en 2009, es la única grande en su palmarés. Ha corrido siete Tour, con dos abandonos. Y nunca ha disputado un solo Giro. Escaso bagaje para un corredor considerado en su día como una de las estrellas más prometedoras de este sufrido deporte, desde que se adjudicara en 2006 y 2008 el hoy desaparecido UCI Pro Tour. Junto a ello, Valverde ha obtenido dos platas y tres bronces en diferentes campeonatos mundiales en ruta.

Con todo, podríamos colegir que hubo un Valverde antes y después de enero de 2010, cuando tuvo que cumplir una sanción de dos años impuesta por el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS) al acusarle de dopaje. Sus victorias en estos dos años y medio desde su reaparición se ciñen a algunas clásicas y vueltas regionales, una etapa del Tour en 2012 y sendos bronces en los mundiales en ruta de ese año y en 2013 (con aquel esperpéntico final en Florencia con ‘Purito’ Rodríguez).

Así las cosas, Valverde, que parece afrontar ya el epílogo de su carrera, llega al mismo con un palmarés discreto en un corredor que se presumía de su valía. En todos estos años, no han faltado quienes aseguraran que se le había sobrevalorado. E incluso hubo quien echara mano de aquel dicho popular que hablaba de comprar a alguien por lo que valiese y venderlo por lo que él entendiera que cuesta. En fin, la realidad, que es la que es.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s