Diario

Diario de un prodigio (LXXXIII)

bellezas_naturales_44-1280x800

[7-10-2013]

Un chaval de 16 años ha matado a su madre de un golpe y varias puñaladas. Ha ocurrido en Zaragoza. Los padres del joven, que había sido adoptado, estaban separados. Parece que la discusión que acabó de forma tan trágica comenzó por esto. El chico, tras acabar con la vida de la mujer, mandó un mensaje a sus amigos cercanos: “Me vais a ver en las noticias”, tecleó con suma frialdad.
Las leyes españolas penalizarán al muchacho con su internamiento en un centro de régimen cerrado por un periodo máximo de ocho años. Ni más ni menos. Me ha venido a la memoria el caso del parricida de la catana. Aquel que mató a su padre, a su madre y a su hermana, disminuida psíquica. Ocurrió hace algún tiempo en esta región en la que habito. Aventuro que cualquier día, es muy probable, nos lo tropezaremos en cualquier esquina de nuestra propia ciudad. Será para entonces un hombre libre que habrá purgado su pena. Y entenderá que ya no está en deuda con una sociedad a la que tanto alarmó apenas unos pocos años atrás.

******

[5-10-2013]

Los irlandeses han rechazado en referéndum suprimir su Senado. Ha sido por un estrecho margen de votos, todo sea dicho. En el capítulo de interpretaciones, se apunta a que ha podido haber un voto de castigo a la coalición gubernamental -que pedía el sí- a la que se responsabiliza de una mala administración de la crisis y los posteriores recortes. Por otro lado, hay quien argumenta que la ciudadanía no ha querido dotar de todo el poder de decisión a la Cámara Baja. Sea lo que fuere, seguirá existiendo el Senado irlandés. El experimento puede servir de ejemplo a otros países y, sin ir más lejos, al nuestro. Porque, ¿alguien se imagina lo que diría el votante español en el supuesto de que le consultaran libremente sobre esta cuestión? Yo, al menos, podría intuirlo. Y creo que no me equivocaría. Pero tranquilos, que no caerá esa breva. En España, en política, como se solía aplicar al mundo del periodismo, rara vez el perro come perro. O, dicho de una forma harto explícita, más bien nunca.

******

 [4-10-2013]

Ahora hemos sabido que el gran Paul Naschy murió por negligencia médica. No lo digo yo, lo ha dicho un juez mediante sentencia. Poco más de 43.000 € le otorgarán como indemnización a su familia. Eso, al fin y al cabo, es lo que al parecer valía la vida de un hombre lobo. Vamos, una puñetera mierda.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s