Virolas

El criminal no gana casi nunca

tren

Ronnie Biggs, aún vivo, y Bruce Reynolds, quien acaba de fallecer, fueron los cerebros de la banda que protagonizó el asalto al tren postal que viajaba de Glasgow a Londres, ocurrido en 1963. Por tanto, en agosto de este año se cumplirán 50 años de aquel magistral golpe, quizá uno de los más espectaculares de la historia y realizado sin disparar un solo tiro. El botín ascendió a 2.631.784 libras esterlinas, una cantidad estratosférica en aquella época.

Reynolds ha muerto mientras dormía, según ha contado su propio hijo. Tenía 81 años y una salud quebrada. Por aquel robo cumplió diez años de cárcel. Es curioso que la Policía hallase sus primeras pruebas, pocos días después de un asalto planificado al milímetro, de una forma un tanto peregrina: los ladrones estuvieron jugando al Monopoly en su escondite y allí quedaron impregnadas sus huellas dactilares. Y es que, como a menudo suele ocurrir, al final, el criminal nunca gana. O casi nunca, más bien.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s