Diario

Diario de un prodigio (LXXIX)

[13-3-2012]

 ‘¿Por qué tengo que imaginarme que es fácil convivir conmigo?’, se pregunta el protagonista de la novela de Hanif Kureishi, un escritor de origen paquistaní que siempre ha vivido en Inglaterra. En su obra Intimidad, publicada en 1998, nos habla de Jay, un escritor y guionista cinematográfico situado en la cuarentena, en la cúspide del éxito al ser nominado al Oscar, casado con Susan, una inteligente y ambiciosa mujer que trabaja en una editorial, que tienen dos hijos pequeños a los que adora y que viven en una confortable casa. A pesar de ello, Jay decide dar un giro a su vida y aunque la idea de abandonar a sus hijos le atormenta, está decidido a romper con todo. En Intimidad, Kureishi nos habla del desencanto, las mentiras, la monotonía, de la siempre complicada relación de pareja o de los tratos que a veces nos impone la vida. Algo que, a los que ya nos adentramos en la implacable madurez, no nos sonará nada extraño.
He aquí un párrafo de la misma:

“Ésta es la noche más triste, porque me marcho y no volveré. Mañana por la mañana, cuando la mujer con la que he convivido durante seis años se haya ido a trabajar en su bicicleta y nuestros hijos estén en el parque jugando con su pelota, meteré unas cuantas cosas en una maleta, saldré discretamente de casa, esperando que nadie me vea, y tomaré el metro para ir al apartamento de Víctor. Allí, durante un periodo indeterminado, dormiré en el suelo de la pequeña habitación situada junto a la cocina que amablemente me ha ofrecido. Cada mañana arrastraré el delgado y estrecho colchón hasta el trastero. Guardaré el edredón impregnado de humedad en una caja. Y recolocaré los almohadones en el sofá. No pienso volver a esta vida.”

****

[8-3-2012]

En este Día Internacional de la Mujer, he recordado una anécdota que leí una vez sobre la que fuera primera ministra de Israel, Golda Meir. Estando en uno de los gabinetes a los que perteneció, un periodista le preguntó en una ocasión si no se sentía menoscabada por ser la única mujer entre tantos hombres en aquel Gobierno. La destacada política laborista, que llegó a ser una de las primeras mujeres en dirigir un Ejecutivo, lo miró a los ojos y le espetó: “No lo sé. Nunca intenté ser un hombre”.

****

[3-3-2012]

Intuyo que a nadie en nuestro país se le ocurriría a estas alturas de viaje enviar a que nos represente en Eurovisión a Raphael, Julio Iglesias, Camilo Sesto o Dyango, por citar a cuatro voces veteranas patrias. Sin embargo los británicos, así son ellos, han optado por hacer recaer esa responsabilidad en un señor de casi 76 años. Engelbert Humperdinck se convertirá en el artista más longevo que participe en el mencionado certamen musical. Se trata de un crooner que ha vendido más de 150 millones de discos desde que se subió a un escenario por vez primera y con solo 17 años. Tiene 64 discos de oro y 24 de platino. Y una estrella en el paseo de la fama de Hollywood, siendo alguien que comenzó su carrera junto a gente tan eminente como ‘el tigre de Gales’, Tom Jones. En fin, que mucha suerte para Pastora Soler.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s