Diario

Diario de un prodigio (LXV)

Leonard Cohen / Suzanne

El poeta murciano Joaquín Piqueras ha sido el ganador del XXXIX Premio Nacional de Poesía Antonio González de Lama, fallado la semana pasada en la ciudad de León.

El poemario que presentó Piqueras se titula “Los infiernos de orfeo” y ha sido elegido ganador por mayoría entre un conjunto de 130 obras presentadas a esta convocatoria.

Según la responsable de Cultura del Ayuntamiento de León, Evelia Fernández, los miembros del jurado (Luis Artigue, Gaspar Moisés Gómez, José Enrique Martínez, Almudena Guzmán y Natalia Álvarez) han destacado su estructura posmoderna, vinculada al mundo de la música como homenaje a Leonard Cohen, Lou Reed, Bob Dylan y al género jazz.

El escritor, natural de Alguazas (Murcia), se presenta como un “orfeo moderno que baja a los infiernos actuales influido por lecturas y música en busca de un amor imposible”.

En el blog de Piqueras, el poeta, un amigo común y un servidor, hemos intercambiado mensajes estos últimos días. Versan sobre nuestro pueblo común y de lo que allí se reconocen los méritos de sus hijos pródigos.

+++

Me alegró mucho leer la noticia este fin de semana en la prensa.
Menos mal que noticias como la tuya sirven para que nuestro pueblo ‘suene’ en el concierto regional (y nacional). No todo han de ser informaciones ‘raras’ sobre Alguazas.

Un abrazo.

Manuel Segura

+++

… Manuel, muchas gracias por tu comentario, me alegro de verte por aquí y también me alegro de contribuir a la buena imagen de mi pueblo. Un abrazo.

Joaquín Piqueras

+++

Enhorabuena, Johnny!! Me apunto a todas las celebraciones. Sin querer poner sombras al comentario de Manuel Segura, a quien profeso un gran cariño y respeto, sería de muy hipócritas que las instituciones locales sacaran pecho ahora por lo de Joaquín. Sabemos de lo que hablamos, Johnny, y no es tiempo de reproches sino de celebraciones. Esto es obra tuya, ciudadano del mundo, hazte un homenaje y cuida quien posa en tu foto.

Un fuerte abrazo.

Aurelio Martínez

+++

Muchas gracias, Aurelio. Tienes toda la razón, pero como tú mismo dices es tiempo de celebraciones, y cuando nos veamos lo celebraremos por todo lo alto.

Un fuerte abrazo!

Joaquín Piqueras

+++

Aunque también es cierto, Aurelio, que pese a que me considere ciudadano del mundo, como escribí ayer en un comentario de Vega Media Press, nadie es profeta en su tierra, me conocen más y he tenido todos los reconocimientos fuera de mi pueblo -y eso que paseo su nombre por toda la geografía nacional e hispanoamericana-, que dentro. Y eso, “quieras que no”, duele. Ya sabes lo que quiero decir.

Algún día, en un futuro, que tal vez yo no veré, a lo mejor incluso pondrán mi nombre a una calle y hablarán de mí como un poeta alguaceño ejemplar, que todo el mundo conoció gracias a las políticas culturales de los gobiernos municipales de turno. Y yo seré plena e inconscientemente feliz.

Pero, pensemos mejor en las celebraciones del presente. Un fuerte abrazo y un beso para Raquel.

Joaquín Piqueras

+++

¿Volverán a llamar a tu puerta para mendigar un acto cultural con el que sacarse la foto? Los conozco bien. Llevan años promocionando actos casposos de bandurria y zaragüel – que no digo yo que no – como la panacea de la cultura local, cuando saben que pueden tenerlo a la vuelta de la esquina, nunca mejor dicho. O cuando no le dan por las motos y la golfa en paños menores a plena luz del día, sin olvidar la gran paella – demos de comer al pueblo, que piensa con el estómago – todos ataviados con sus pañuelitos y gorritos de paja… dios mio, qué imagen más patética! Esa es su idea de cultura para todos.

Y Johnny, tu poesía está hecha para borrar los nombres de la calles, para lamer las esquinas de los perros enfermos y los corazones perdidos. Está para derribar los muros de la ciudad sin nombre y sin alma. Para salir a la hierba y buscar la esperanza entre la hojarasca vencida de los árboles autistas. Ahí está tu poesía, Johnny, ahí está la esperanza.

Ojalá, tu poesía se conserve siempre en nuestros corazones, como bálsamo y espada. Será nuestro mejor homenaje.

Y si hay calle, también pasearemos orgullosos pero escupiendo de soslayo. Para que no nos confundan.

Te queremos. Este es nuestro pequeño homenaje por este nuevo reconocimiento. Dísfrutalo.

Aurelio y Raquel

+++

Apreciados Joaquín y Aurelio:
Permitidme, aunque sólo sea por cuestiones de edad, que medie en vuestra reflexión. No seré yo quien ensalce lo generoso que, ancestralmente, ha sido nuestro pueblo para con ‘sus hijos’. Fundamentalmente, por los gobernantes sucesivos, para quienes aquellos que se encuentran en la diáspora son, en general, como restos del olvido, si no de la más abyecta envidia.
Si la política fuese unida alguna vez a la generosidad humana, otro gallo nos cantara. Pero no es así y casi nunca lo fue. Que nadie espere excesivo reconocimiento de los que hubo, de los que hay o de los que vengan. Y no seré yo el que generalice con el aserto de que “todos son iguales”. Mas, sin embargo, sí que en ocasiones tienden a parecerse.

Eso es lo que os digo.
Un fuerte abrazo.

Manuel Segura

+++

No tengo nada que objetar a lo que dices. Tienes razón en que así ha sido siempre y así probablemente será. Por otro lado, siento haber desviado la atención de esta gran noticia que nos ha traído Joaquín, que es solo motivo de alegría, hacia una reflexión que ha podido sonar a otra cosa. Nunca he querido poner en boca de Joaquín esta reflexión, me hago totalmente responsable de la misma. Por supuesto no quiero enfrentar a Joaquín con el establishment alguaceño. El tiene su opinión al respecto, como bien ha manifestado. Como sabrás, conozco a Joaquín desde hace muchos años; compartimos estudios, inquietudes artísticas y una gran amistad. En muchas ocasiones hemos hablado del hecho de que nuestro pueblo encierra o dispara grandes talentos y que es una lástima que siempre se lleguen a conocer por otras vías, cuando las instituciones locales podrían a bien ejercer de promotoras en vez de insistir una y otra vez en los mismos productos. Esto unido a unas experiencias algo desagradables relacionadas con el tema que nos ocupa y tras leer la referencia a Alguazas en tu entrada, ha hecho que mi comentario se desviara por esos derroteros.
Solo me queda recordarte el aprecio, cariño y respeto que siento por tu persona y por tu trabajo. Como Joaquín, eres un alguaceño del que sentirse orgulloso, y, como apuntas, es posible que por el camino te hayas encontrado sentimientos algo contradictorios.

Un fuerte abrazo.

Aurelio Martínez

* Permíteme lo de hermano por el infinito número de veces que me confunden – todavía hoy – con mi venerado – hermano tuyo – Enrique. También por el cariño, que es mucho.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s