Virolas

La madre de Cristo

2009-10-07_IMG_2009-10-07_23_54_30_08lo33afot1

En un ejemplo de fortaleza impresionante, ha contado esta mañana a la radio la madre del militar canario muerto ayer en Afganistán, que su hijo le comentó, en una de las escasas y cortas conversaciones telefónicas que mantenían, que su anterior estancia en el Líbano “era un paseo, unas vacaciones” en comparación con lo que estaba viviendo ahora.

Con el dolor desgarrado por la pérdida irreparable (“me lo han arrancado del alma”), la mujer clamaba por la retirada de las tropas españolas allí destacadas “porque están vendidos” y porque “su armamento, desgraciadamente, es muy antiguo”.

Algo sabrá esta buena mujer, a tenor de lo que le contara el hijo. Por contarle, también le contó que había tenido otros encuentros con terroristas “que no salen a la luz pública”.

A Cristo Ancor Cabello Santana le gustaba el Ejército. Era su auténtica vocación. Entró con 18 años a la Legión y ha muerto con 24. Era cabo del Regimiento de Infantería Ligera “Soria 9”, en Fuerteventura. Deja mujer y un hijo de escasa edad. Cuenta su madre que, como tantos otros soldados, fue a Afganistán con un ideal (el de la ayuda humanitaria, la reconstrucción…) y que se dio de bruces con el peligro de una guerra.

Ahora, en Gran Canaria, una madre espera recibir el cuerpo de un hijo para darle el último beso y la consiguiente sepultura. Me temo que no será el último, por desgracia, de cuantos todavía nos sirven como ejemplo de lo que es la solidaridad, la lealtad y la disciplina en terreno minado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s