Virolas

Ted Kennedy, la sombra de la desgracia

KENNEDY/

A Edward Moore Kennedy, fallecido hoy a los 77 años, lo persiguió durante buena parte de su vida pública el fantasma de Chappaquiddick. A finales de los años sesenta, el senador demócrata sobrevivió a un accidente de coche cuando regresaba de una fiesta con una joven, Mary Jo Kopechne, ex secretaria de su hermano Robert. No resulta difícil imaginar que, en ambos casos, el grado de alcohol en sangre fuera elevado. Lo cierto es que el vehículo por él conducido cayó a las aguas de la bahía de Chappaquiddick, en Massachussets, muriendo la chica. Ted tardó medio día en contar lo sucedido a las autoridades policiales, por lo que aquel episodio le pasaría una tremenda factura en lo sucesivo. Años después, intentaría ser candidato a la presidencia de los EE UU, siendo derrotado en la carrera para la nominación por Jimmy Carter, el 39º presidente, quien no resultó reelegido.

A Ted Kennedy lo persiguió siempre la tragedia. El menor de aquel trío de triunfadores compuesto por John, Robert y él, tuvo que pasar ya desde temprana edad por el duro trance de enterrar a sus dos hermanos, tras morir víctimas de las balas asesinas. Quizá sobre su testa se mantuvo todo el tiempo, como una espada de Damocles, la posibilidad de que pudiera correr, algún día, en algún lugar, la misma mala suerte.

Como buen Kennedy fue un animal político. En 1962 heredó el escaño en el Senado de su hermano John y fueron muchos los que vieron en él a alguien con sólo un apellido aunque con poco bagaje. Desde entonces se mantuvo en esa cámara y abogó por iniciativas tendentes a mejorar los derechos civiles y laborales, la salud o las escuelas. La vida le reservaría otros episodios no menos lacerantes, como la muerte de su sobrino John John en accidente de aviación. Allí estuvo el tío Teddy para dar sepultura a otro de los suyos. Ahora, con su cuerpo inerte y aún caliente, a todos los miembros de la saga les costará creer que ya no esté entre nosotros para salir al paso de nuevas adversidades.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s