Virolas

Algo sobre Benidorm

IMG00113

Acabo de concluir mis vacaciones en Benidorm. Han sido ocho días repartidos entre piscina y playa. No me quejo. Globalmente, se diría que el balance es positivo.

Cuando comenté a mis allegados que volvería de vacaciones a este enclave turístico –ya lo hice en dos ocasiones anteriores– poco menos que se aterrorizaban: ¿Benidorm? ¿Con lo masificado que está?, repetían una y otra vez.

Un conocido, sabedor a través de la red social que compartimos de que estaba allí, se lamentaba de no ir a esa ciudad por vez primera en mucho tiempo. Le contesté escuetamente que no se preocupase demasiado. Y le dije en el mensaje: Si Benidorm tuvo su glamour, te aseguro que lo ha perdido.

Vamos por partes. Lo de menos es que vayas a la playa y te tengas que poner en séptima fila. Me da igual. Voy por la mañana a la piscina y a la playa por la tarde, me baño en unas aguas aún cálidas, el sol ya no castiga como en las horas centrales del día, y punto. Arena de otro costal, por ejemplo, son las basuras arrambladas en zonas céntricas de la populosa ciudad. Con mi BlackBerry tomé la foto que ilustra este texto, a escasos 50 metros de la plaza donde se levanta el imponente ayuntamiento. El espectáculo es, cuanto menos, decepcionante.

Hace poco se emitió un programa en TVE en el que se ponían de manifiesto las consecuencias por las que el turismo que llegaba a Benidorm era de tipo medio-bajo. Sus responsables pusieron el grito en el cielo y exigieron rectificaciones. Pues bien: no es cuestión de generalizar, pero lo que yo me he encontrado este año en comparación con lo que pude ver, por ejemplo, en los veranos de 2006 y 2007 es desmoralizante. Cuesta abajo y sin frenos. Basta darse un paseo por determinados enclaves hoteleros y ver con los ojos propios al personal. Ello, aunque Benidorm siga siendo el principal destino turístico del país y con el mayor número de plazas disponibles, como argumentan sus regidores. Y es que lo que habría que contabilizar a estas alturas de viaje es si la cantidad prioriza sobre la calidad. Y si lo importante, para hacer caja en tiempo de vacas flacas, es aglutinar y engrosar la estadística teniendo mucha gente adocenada, en las condiciones que sea y como sea. Y creo que por ahí, como que no vamos bien.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s