Virolas

De ratas y cloacas

pro_photo1248972726

Cuando éramos pequeños, en las películas que veíamos en el cine del pueblo, al matar los apuestos soldados norteamericanos –que eran los buenos– al jefe de los fachosos indios –que eran los malos–, éstos se batían en retirada. Ilusos de nosotros, así creímos ya de mayores que funcionaría el mundo del terrorismo al que nuestro país se encuentra abocado desde hace cuatro largas décadas. Varias veces nos han dicho que se ha descabezado a ETA, que han apresado a sus números uno, pero qué va. La banda del terror se asemeja a las lagartijas a las que, como a mí me pasó el otro día, intentas matar una, le atizas mal el zapatazo y lo que haces es cortarle una extremidad, saliendo el bicho por piernas. No pasa gran cosa. Acaso, que con el tiempo el miembro amputado volverá a crecer. Es lo que hay.

Eso es, más o menos, lo que pasa con ETA. Ayer amagó en Burgos, no sabemos si intencionadamente o porque las cosas le fallaron, pero hoy no lo ha hecho en Baleares. Dos jóvenes guardias civiles, servidores del orden público democrático, han caído víctimas de estos falsos gudaris. Carlos Enrique Sáenz de Tejada García, de 27 años, y Diego Salvá Lezaún, de 28, han muerto tras estallar una bomba lapa colocada por los terroristas y activada a distancia en un coche aparcado cerca de un edificio de la Guardia Civil en Palmanova (Mallorca).

Lo de ayer en Burgos fue un puro milagro. Los etarras buscaban ataúdes blancos, como los lobos esteparios olfatean a sus presas para luego degollarlas. Más de 40 niños dormían en la casa-cuartel que ha quedado destartalada. Hoy, lamentablemente, Carlos y Diego no han corrido suerte paralela para salvar el pellejo.

Palma de Mallorca ha sido cerrada a cal y canto, en previsión de que los autores de tal fechoría busquen abandonar la isla por aire o mar. Los paganos, los ciudadanos honrados que, conscientes de la labor policial, no pueden volar ni zarpar desde el aeropuerto o el muelle mallorquín, son los que padecen los daños colaterales de tan bárbara acción.

ETA está acabada, nos han dicho muchas veces, pero seguirá causándonos dolor. Cuanta razón tiene quien suele decir esto en sus comparecencias públicas. Sobre todo, porque sabe mucho más que nosotros de cómo y por dónde se mueven las ratas en las cloacas de sus alcantarillas.

Anuncios

Un comentario sobre “De ratas y cloacas

  1. No se la fórmula para acabar con los asesinos profesionales, pero todavía cabe un poco de esperanza. Poco a poco desaparecen esos comentarios “despistados” a favor de las familias etarras, como el de las Madres de Mayo, allá por el año 2000. También van cambiando de opinión los americanos, que llamaban “Movimiento separatista” a los asesinos.
    Creo que la única solución pasa por tener una conciencia clara de que todos somos europeos, con nuestro Parlamento representado por todos los Estados Miembros y que todo lo que pasa en Europa nos afecta. Cuando ETA mata a un mallorquín, mata a un europeo y nada ni nadie en Europa puede darles cobertura a los asesinos.
    Aquí es donde fallan los políticos ¡Que importante es el Parlamento Europeo en la campaña electoral! ¿Y el resto del tiempo? ¿Por qué no se destinan más recursos para concienciar al ciudadano de la gran importancia que tiene (debería tener) la Unión Europea?
    Rafa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s