Virolas

Rígoli, sin pena ni rencor

Joe Rígoli

Leo en un diario argentino una entrevista con alguien a quien perdí la pista hace años. Hablo de un cómico que la televisión encumbró hasta lo más alto. Era un tiempo aquél en el que bastaba salir por la pequeña pantalla –la única, entonces– para ser poco menos que un semidios. Y él lo fue.

Joe Rígoli ha dado con sus huesos en la beneficencia. Tras años de éxito y de dinero, vino la cuesta abajo. Eso se mide al leer su balance vital, el que enumera en la mencionada conversación periodística. Con todo, no guarda su expresión pena ni rencor alguno. Es lo que le ha tocado en suerte, viene de decir, tras 58 años de profesión.

De sus años de vino y rosas, Rígoli rememora cuando en nuestro país ganaba cien mil dólares al mes y la de boludeces que cometía. En su descargo, hoy señala que ayudó a muchos y que sus tres ex mujeres viven como reinas. Asegura que sale con una chica casi treinta años menor que él, y que el secreto de la convivencia pudiera ser cama afuera y convivir en vacaciones o de vez en cuando, pero no todos los días”.

Volvió a su Argentina natal por amor y allí buscó inversiones de lo obtenido en España. Los proyectos se fueron al traste. Por eso hoy se ve así. Pero no traslucen gesto de resentimiento sus palabras. Antes que gastarse en él el dinero que aún le queda para vivir, dice que prefiere utilizarlo en pagar estudios a uno de los dos hijos que ha tenido. Porque, al final, lo que se compra con plata es barato, concluye el padre de Felipito Tacatún.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s