Virolas

Ya no es sólo cosa de hombres

2945073419-mujeres-entran-parlamento-kuwait

La excepción cuasi anecdótica en el Golfo Pérsico se llama Emirato de Kuwait. Desde 1962, se celebran allí elecciones parlamentarias, si bien no fue hasta 2005 cuando las mujeres tuvieron derecho al voto. Hasta entonces, los rectores del país entendían que la política era cosa de hombres, como aquí rezaba aquel anuncio televisivo en blanco y negro del brandy Soberano. La noticia es que, en los últimos comicios celebrados este sábado, cuatro de ellas obtuvieron escaño por vez primera en su historia, una de las cuales ya fue ministra hace ahora cuatro años. Es ésta sin duda una conquista importante en aquellas latitudes, aun lejos de catalogarse eufemísticamente tan exigua presencia como el envase que contiene el agua y las margaritas. Pero, ¿es un sistema democrático el que actualmente rige los destinos kuwaitíes?

En Kuwait no existen los partidos políticos como tales por lo que cabría cuestionarse cómo se conforman las candidaturas o los grupos parlamentarios. Todo responde a una organización tribal: islamistas suníes o chiíes, a los que hay que añadir los denominados liberales. Los primeros han sufrido una considerable bajada en favor de los segundos y los terceros. El Parlamento o Asamblea Nacional está compuesto por 50 diputados. Un total de 210 candidatos concurrieron a las recientes legislativas; de ellos, tan sólo 16 eran mujeres. Otro dato a tener en cuenta es que en 47 años de consultas electorales, los kuwaitíes apenas han renovado la cámara en una docena de ocasiones (las tres últimas, en apenas un año).

El emergente emirato de Kuwait cuenta con 3,3 millones de habitantes, de los que un muy elevado tanto por ciento son extranjeros. No es de extrañar que en las elecciones apenas 385.000 personas tuvieran derecho a voto y que sólo lo ejerciera un 58% de ellas. Pero lo más importante para este socio de número de la OPEP es que cuenta con el 10% de las reservas petroleras mundiales y produce 2,2 millones de barriles diarios. Así se entenderá, en toda su extensión, la rápida y contundente reacción estadounidense cuando, en la pasada década, el sátrapa iraquí decidió invadirlo de forma atropellada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s