Virolas

Antonio Vega, quien se dejaba llevar

Al filo del mediodía hemos conocido la triste noticia de la muerte de Antonio Vega. Cuando se nos marcha alguien que nos acompañó en aquellos años remotos pero hermosos, sobra decir que algo se nos muere en el interior de cada uno de nosotros. Antonio Vega, alma de Nacha Pop, aquel grupo de la dorada década de los 80 en la que tantas cosas vivimos juntos, acaba de abandonarnos sin hacer mucho ruido, silente, en la cama de un hospital madrileño. La larga carrera de este singular músico, vivo exponente de la movida madrileña, se inició a la par en los mundos y en los submundos. En 1988, Nacha Pop se disolvió de forma prematura quizá por ello, a tenor de las intrincadas sendas por las que peligrosamente transitó Antonio en esos años de vino y rosas. Volvió intimista y de su mano y su voz salieron enormes temas que, como alguien dijera una vez de las canciones en general, serían mermelada para sanar las cicatrices del alma. Superó una primera neumonía, perdió a Marga (Tres mil noches con Marga), su pareja sentimental, y volvió a cantar con Nacho García Vega, resucitando una gira de Nacha Pop hará un par de años. Hace unos meses dijo en una entrevista que se hallaba en uno de sus mejores momentos personales y profesionales. Esta nueva neumonía, que le llevó al hospital hace sólo unos días, ha resultado un obstáculo insalvable en su melancólica trayectoria, tocada desde hace un tiempo por la desdicha en su trascendencia emocional. Él, que tanto se dejó llevar en sus 51 años de existencia.

Anuncios

2 comentarios sobre “Antonio Vega, quien se dejaba llevar

  1. Me gustaría añadir a esta información algo que esobvio, pero no por ello menos importante: ha muerto prematuramente por culpa del consumo de drogas, en general, y del tabaco, en particular.

    Saludos.

    1. El tabaco en particular??? este chico llevaba inyectándose heroína desde hacía mas de 30 años, lo cual como has comentado era obvio, sin embargo lo que creo que le ha llevado a la muerte finalmente ha sido el SIDA, nunca se ha dicho oficialmente pero un heroinómano que tenga neumonías de repetición y al final muera de una de ellas, es obvio también, que tuviera el maldito virus. Me parece que lo del tabaco en este caso es.. ha sido lo de menos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s