Diario

Diario de un prodigio (XLIX)

23894741

 

De pequeño, nunca fui un consumado lector de tebeos. Sí, leía algunos, pero no llegaba al extremo de amigos míos que materialmente se los bebían. Uno de ellos, ahora lo recuerdo, era casi un obseso de su lectura. No sólo tenía cantidad de ejemplares almacenados en su casa, es que los intercambiaba con otros tan entusiastas como él, e incluso se llegaba hasta la tienda donde, por un módico precio, se los alquilaban temporalmente.

Alguien me dijo un día que ese tipo de lectura era el escalón inmediatamente inferior para luego acceder a otros de mayor rango o enjundia. Yo ya entonces lo puse en duda y mis apetencias se inclinaron más por los cuentos o las pequeñas novelas. Así, desembarqué un día en la apasionante lectura de La isla del tesoro, por ejemplo.

Si la tesis que alguien mantuvo en ese pasado remoto fuese cierta, aquel amigo mío sería hoy un soberbio devorador de textos. Pero no. Sospecho por su trayectoria que pocos libros habrá leído en su dilatada vida, si bien no sé si su voracidad para con los tebeos es algo que ya pasó a la historia.

Cuento esto porque el otro día cayó en mis manos una reedición del mítico TBO, aquella publicación nacida en el taller barcelonés de Arturo Suárez, en 1917. Al TBO le afectó tanto la Guerra Civil como a los españoles que la sufrieron en sus carnes, y no sería hasta 1942 cuando reapareciera en los quioscos de tan maltrecho país.

Yo conocí ésta, como otras muchas publicaciones a las que ella dio nombre, en los años 70. Con la vorágine tecnológica, me da la impresión de que hoy los niños ya no los leen. Quizá por eso me surgió de dentro un cierto halo de nostalgia cuando el otro día, solitario como estaba ese ejemplar, en un estante de una tienda multiprecio regentada por laboriosos ciudadanos chinos, vi un TBO y lo ojeé. Cuánto ha llovido y cuánto nos hemos mojado en todo este tiempo, llegué a pensar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s