Virolas

La vida en un ‘click’

pict1324lv1

 

Se llamaba Hans Beck, tenía 79 años y era alemán, naturalmente. Diseñó en su día aquellos muñequitos que todavía hacen las delicias de muchos niños. Mi hermano, que hoy tiene 38 años, ya jugaba con ellos. Y mi hijo, de 10, también se declaró fans. Eran los clicks de Playmobil. Beck los ideó a mediados de la década de los 70 y se calcula que desde entonces hasta ahora se habrán vendido unos 2.200 millones de unidades.

Beck, que comenzó su vida laboral como carpintero, pronto se especializó en la juguetería y, singularmente, en coches y aviones. Su empresa la apoyó para que difundiera unos pequeños muñecos articulados que, originariamente, serían para niños de hasta 4 años. Sin embargo el invento no se quedó ahí: los coleccionistas mayores son legión y la empresa en la que Beck trabajó buena parte de su vida alcanza, incluso en estos duros tiempos de crisis, una plantilla de 3.000 trabajadores, exportando a 70 países del mundo.

Hans Beck acaba de morir por eso que eufemísticamente solemos llamar larga enfermedad. Lo ha hecho en su cama y en su casa, ubicada en un paraje idílico a orillas del lago de Constanza, en la frontera entre Suiza, Alemania y Austria. Y lo ha hecho tranquilo y sereno, cuentan, después de hacer feliz durante tanto tiempo a tanta gente con ése su pequeño-gran invento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s