Virolas

Herido de muerte

huntelaar

 

Si los resultados de los partidos de fútbol, también en España, responden a un mercadeo en el que los famosos maletines vuelan que da gusto, ello puede significar el principio del fin. A nadie se oculta lo que muchos nos temíamos: que, como de las brujas dicen en Galicia, haberlos, haylos. En los últimos días se han destapado –muy a toro pasado, todo hay que decirlo– dos casos de presuntos sobornos para que sendos equipos se dejaran perder en partidos en los que a ellos no les iba nada y a los rivales el ascenso o la permanencia. Los sobornos de este tipo ya constituyeron, no hace mucho en la Italia del calcio, un duro revés cuando la potente Juventus de Turín fue descendida a la Serie B por irregularidades en la competición. Si desnaturalizamos ésta, nos estamos cargando lo poco que de deporte queda en el fútbol, un negocio, se mire por donde se mire, donde prima más el merchandising que promocionar la cantera. Y si no, recuérdese lo que gritaban ayer los hinchas del Real Madrid cuando su presidente, Ramón Calderón, les trajo desde la tierra de los tulipanes y les presentó al último fichaje, un mozalbete del Ajax de apellido un tanto impronunciable, Huntelaar. ¡Más cantera y menos de fuera!, decían los merengues desde los aledaños del terreno de juego donde esta flamante adquisición blanca se ejercitaba dando toquecitos al balón.

Hace mucho que todos los que somos aficionados al fútbol dejamos de creer en los Reyes Magos. Cuando un deporte se convierte en negocio pasa lo que pasa y de aquellos polvos vienen estos lodos. Si se amañan partidos, si se desprecia olímpicamente a las canteras –como ha denunciado Míchel, dando un portazo en la que siempre fue su casa– y si todo, en resumen, responde al vil metal, habremos de concluir en que casi estamos perdidos. Tanto que, quizá, sólo exista competición real en los partidos de alevines e infantiles, aunque ya se sabe que, en España, la mayoría de estos niños nunca llegarán a las primeras plantillas de sus clubes, porque éstos ficharán extranjeros antes que a ellos. Qué pena y qué tristeza me da el fútbol.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s