Virolas

Lelouch se despacha

un-hombre-y-una-mujer

Un homme et une femme / Francis Lai – Paul Mauriat

Lejos del mundanal ruido, Claude Lelouch acaba de declarar que el amor es lo único en la historia de la Humanidad que no evoluciona y que, por tanto, se puede seguir creyendo en él. En Un hombre y una mujer (1966), el parisino Lelouch nos volvió a contar lo que tantas veces el cine ya nos había contado: la conquista de una mujer por parte de un hombre. Fue en aquella película, de cuidada fotografía y lograda música, por la que obtuvo un Oscar y una Palma de Oro en Cannes. Sus protagonistas, Anouk Aimée y Jean-Louis Trintignant, eran dos viudos que se encontraban en sus afanosas vidas. Lelouch, que en 1986 rodó una segunda parte, augura que podría realizar una tercera cuando la primera cinta cumpla el medio siglo; eso sí, “si estamos todos vivos”.

Irreverente con la crítica, hoy dice que él siempre ha hecho las películas para el público. “Me parece más arriesgado y más difícil que hacerlas para los críticos”. Enfrentado al movimiento del cine francés de la nouvelle vague y al Mayo del 68 asegura que no cree, transcurrido el tiempo, que cambiaran absolutamente nada en la Historia.

Y sobre los intelectuales, cree Lelouch que no piensan en el presente y que lo que hay que hacer es volver al sentimiento, que es, bien mirado, -apostilla- lo más intelectual que existe.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s