Vídeo coment

Miradas oblicuas

 

 

Habíamos estado en un relajante spa situado en un gran centro comercial de las afueras de la ciudad. Nos disponíamos a merendar. Grabé este vídeo.

Al día siguiente, el periódico me trajo una tragedia cercana. Entonces es cuando te aferras más a lo tuyo. Comí junto a un superviviente que oposita a menudo para marcharse. A media tarde supe de otro sinsabor, no menos doloroso. Y por la noche, de un tercero.

No sé qué pintamos toda la vida echándonos en cara los unos a los otros cantidades de bobadas, concluímos. Luego viene la siega que nos deja exhaustos.

He comenzado a leer la primera novela de Millás, Cerbero son las sombras. Habla en ella de su familia, de sus padres y hermanos. De la llegada a Madrid. “Al principio sería difícil soportar nuestras miradas oblicuas…”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s