Virolas

Un lamento elegíaco

 

Que esta Murcia mía y nuestra es tierra abonada de escritores, a nadie escapa a estas alturas. Y algunos, de los buenos. Vaya que sí lo son. Ya glosé a alguno que otro en otras latitudes, aunque sean desde años atrás de los que consideraron imprescindibles y que ahora pueblan los cementerios.

Hoy me asalta alguien que hace más de 30 años se alzó con el prestigio del Adonais (1977) por un bello poemario que tituló, lejos de cualquier otra ambición, Maneras de estar solo. Allí esculpió versos tan certeros como éste: “Tu destino es buscar lo que se esconde / tras la espesa corteza de los días”.

Eloy Sánchez Rosillo, pisando la sesentena, aún imparte su docto saber en las aulas universitarias, lo que nunca fue óbice para seguir creando. Llega ahora Oír la luz, una suerte de textos de infancia y maternidad perdidas, entre otras muchas cosas.

En 2005, Sánchez Rosillo obtuvo merecidamente el premio nacional de la Crítica por La certeza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s