Diario

Diario de un prodigio (XXXVI)

Mañana volverán a clase con sus carteras o mochilas, sus libretas y libritos, sus cabecitas locas. Ya ni me acuerde de mis regresos. ¿Tanto hace? Me temo que sí. La mía fue una vieja escuela nacional –todavía lo era–, de encerados de pizarra incrustados en la pared, de maestros que fumaban tabaco negro en el aula, sabios de andar por casa. Hoy al maestro se le llama profesor, a la escuela la denominan colegio y a la enseñanza la tildan de educación. Los centros públicos, sobre todo, se han convertido en pequeñas onus con chiquillería de múltiples nacionalidades. En mis tiempos los distintos eran apenas los gitanos, que eran además amigos sin distingo por su tez aceitunada. Hoy los hay negros, chinos, árabes, mestizos… y algunos se llaman Pedro, Juan, Elena, Rafa… Ojalá que las generaciones que allí se forman no tengan los prejuicios que tuvimos nosotros cuando al ver a un negro por la calle en mi ciudad volvías la cabeza, como asombrado.

El primer día de escuela nos dejaba llantos inconsolables de aquellos infantes que debutaban en tal menester. Costaba lo suyo a las madres, casi siempre, meterlos en el aula y convencerles de que ya no estarían arremolinados en sus faldas y sí a las órdenes de doña Conchita o doña Isabel. El patio del recreo olía a eucaliptos y a bocadillos de bonito; las letrinas daban asco y aquel polvo te emblanquecía la ropa después de la jornada lectiva. Tras la mesa del maestro, de la pared colgaba un cuadro amarillento de un señor de pronunciada calvicie y afilado bigote al que todos conocíamos, y un crucifijo imprescindible. Las carteras eran de cuero o de plástico, y aún conservaban los pupitres el hueco de los tinteros de nuestros mayores, con asientos que se subían y se bajaban. De eso hace casi cuatro décadas. Hoy las cosas han cambiado y todo esto puede sonar a nuestros hijos como si de un cuento chino se tratara. Qué se la va a hacer.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s