Virolas

Delibes, Remesal, Valladolid, Gaza…

Take a Chance / The Magic Numbers

Mientras el otro día ojeaba en Valladolid un ejemplar de El Norte de Castilla, el emblemático periódico que dirigiera el maestro Miguel Delibes, a las puertas del teatro Calderón me encontré al periodista Agustín Remesal. Acababa de presentar en esa ciudad castellana su libro Gaza: una cárcel sin techo, en el que se sumerge de lleno en los entresijos del ancestral conflicto palestino-israelí que él conoce tan bien. No obstante, ha permanecido como corresponsal de TVE en la zona durante cuatro años. Explicar lo que allí ocurre no es sencillo. Hay que zambullirse, como sin duda él lo hace, en lo más hondo de una sociedad golpeada y acribillada desde uno y otro bando. Las piedras contra los blindados son buena prueba, quizás, de los desequilibrios que se ciernen sobre esa tórrida parte del planeta.

En su prolijo currículum, este zamorano atesora entrevistas con personalidades como Pertini, Andreotti, Mitterrand, Chirac, Clinton o Sharon, conversaciones que ha elaborado para los más prestigiosos programas informativos de la televisión pública. Ha pasado por las corresponsalías de RNE y TVE en Roma, París, Nueva York, Londres, Lisboa y Jerusalen.

Agustín Remesal tiene hoy 60 años y ya ha abandonado RTVE como consecuencia del expediente de regulación de empleo aún en curso. Conversar el otro día con él fue algo muy agradable para mí, pues no en balde fue uno de los fundadores en el lejano año de 1980 del Centro Territorial de TVE que hoy circunstancialmente dirijo. Me prometió una visita para recordar aquellos viejos tiempos. Ahora anda enfrascado en la presentación y firma de su último libro, por lo que me detalló una retahíla de ciudades por las que ha de pasar. Le admiraba cuando se emitían sus crónicas desde aquellos lugares por donde anduvo como corresponsal o enviado especial. El otro día, cuando nos conocimos, me pareció un gran tipo. Tanto que hasta le regalé el ejemplar de El Norte de Castilla, en el que aparecía una entrevista con él, que yo pensaba traerme como recuerdo de mi estancia en Valladolid y como homenaje a ese insigne maestro de periodistas a los que tanto admiro y que es, aún hoy por fortuna, Miguel Delibes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s