Virolas

La regla 6+5

 

Es difícilmente comprensible que las selecciones inferiores del fútbol español ganen torneos de forma brillante mientras la absoluta se halla estancada desde tiempo inmemorial en la fase de cuartos de final cada vez que compite. Quizá la explicación más sencilla sea que el grueso de los equipos de la Primera División española lo integren futbolistas extranjeros.

Baste como ejemplo la foto del otro día de los seleccionados para la próxima Eurocopa 2008 junto a quienes ganaron el último torneo para el equipo nacional: ¡los héroes de la Eurocopa de 1964!

El máximo dirigente de la FIFA, Joseph Blatter, va a proponer ahora lo que se da en llamar regla 6+5; esto es, que los partidos los inicien, alineados obligatoriamente, media docena de jugadores de la nacionalidad del club que les paga. Consciente de que se trata de una medida que choca frontalmente con la política de libre circulación de trabajadores en la Unión Europea, -que, por cierto, ya votó en contra de esta propuesta semanas atrás- el dirigente Blatter, su impulsor último, quiere defenderla a capa y espada, basándose en que ello redundará en la promoción de la formación de los jugadores jóvenes y el refuerzo del equilibrio de las competiciones.

Desde la Comisión Europea ya hablan de discriminación por cuestión de nacionalidad. Y entienden que los futbolistas profesionales son trabajadores y que por ello deben respetarse plenamente los principios de no discriminación y de libre circulación, como ha dicho el comisario europeo de Empleo. Así lo establece la famosa sentencia del caso Bosman, que en su día emitiera el Tribunal de Justicia de Luxemburgo y que generó ese aterrizaje masivo de jugadores foráneos en los clubes de fútbol.

Conviene incidir en que esa, para algunos, controvertida regla que pretende introducir el presidente de la FIFA, no afectará al número de futbolistas extranjeros que pueda fichar un equipo, sino al de jugadores que inicien un encuentro; es decir, jugarían desde el principio seis deportistas que, a su vez, podrían ser seleccionados para su equipo nacional.

Es posible que la medida vaya directamente contra la concentración financiera y los monopolios económicos. Esa, aseguran, es la intención última de la FIFA, si bien la palabra la tendrán las más de 200 federaciones que, reunidas en Sidney, celebran estos días el 58 congreso del máximo órgano directivo del fútbol a escala mundial.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s