Virolas

Corresponsales de pueblo

Creo que es Luis María Anson quien sostiene que los días del corresponsal de periódico en un pueblo son de los más felices en la profesión. Yo, como él, aun sin querer compararme con mi ex director en el ABC, también me inicié en esto enviando crónicas, algunas incluso por teléfono motivadas por la urgencia, a los diarios de la capital murciana.

En la década de los setenta del siglo pasado, en Murcia se editaban sólo dos periódicos. En Alguazas, el maestro Antonio Matencio Orts ostentaba la corresponsalía de La Verdad, mientras que la de Línea recaía en Francisco Sandoval Belchí. En 1979 yo ocupé la de Hoja del Lunes y un año después la de Línea, tras cedérmela mi recordado Franbel. En el diario de la cadena estatal me sustituiría tiempo después Antonio Gómez Moret. A Matencio lo sustituyó en La Verdad el ebanista, músico y escritor José Almagro Serna, siendo luego yo mismo el que me haría cargo de esa corresponsalía.

En aquellos años de la Transición, la presencia de Alguazas en la prensa era constante, no sólo en lo que atañe a la actualidad política, social o cultural; también en lo deportivo, pues se llegó a contar con dos equipos de fútbol en categoría regional. Pepe Almagro y yo rivalizábamos, desde nuestra profunda amistad, por pisarnos la noticia y vaya que si eso nos motivaba. Había un pique entre ambos que nunca pasó de ser pura anécdota.

Cuento todo esto a raíz de la queja que el cronista oficial de la Villa, Luis Lisón Hernández, deslizaba recientemente en su imprescindible blog, Mirador de Alguazas, sobre el escaso tratamiento que, decía, tiene hoy nuestro pueblo en los mass media. Y le asiste la razón, como casi siempre. Lo que pasa, querido Luis, es que antes el periodismo local se vivía con una formidable intensidad que hoy, lamentablemente, ya ni se recuerda. Será que todos, y yo el primero, nos vamos haciendo mayores y que la juventud, como alguien dijo una vez, es aquella rara enfermedad que sólo se cura con el discurrir del tiempo. Será eso, quiero creer, y nada más que eso.

 

[Artículo publicado en la edición de abril del periódico municipal de Alguazas]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s