Virolas

Desayunando con un jefe de Estado

 

 

Esta noche pasada apenas he dormido tres horas y media. Regresé a un hotel hacia las tres de la mañana tras asistir a una fiesta donde recogí un premio profesional otorgado a TVE en Murcia por sus 25 años de existencia y donde conocí en carne viva a esa enciclopedia andante de la música moderna que se llama José Ramón Pardo. Todo un placer.

A las ocho de esta mañana, con puntualidad marcial, entrevisto para TVE al presidente de la República de Ecuador, Rafael Correa, quien me había citado en ese hotel de la capital murciana durante la visita que gira a una comunidad en la que residen miles de sus compatriotas.

Correa llega al salón donde está montado el set derrochando simpatía ya tan temprano y a horas tan inusuales. Me saluda cordialmente, le colocan el micrófono, se hacen unas pruebas de imagen y sonido y comenzamos a grabar.

Estudió en colegios religiosos, fue boy scout, obtuvo becas que le permitieron perfeccionar conocimientos en universidades europeas y norteamericanas y conoció la pobreza, de primera mano, en una misión salesiana de las zonas suburbiales de su país.

El nombre completo de este jefe de Estado es Rafael Vicente Correa Delgado, tiene 44 años, nació en Guayaquil y desde enero de 2007 es presidente de la República de Ecuador. En noviembre de 2006 se impuso holgadamente en unas elecciones al otro candidato, Álvaro Noboa.

El presidente ecuatoriano se refiere a la larga noche neoliberal que, asegura, ha asolado su país y dice que lo que quiere transmitir a los ciudadanos que residen lejos de él es que la patria está cambiando. No me niega que quiera meter en cintura a las multinacionales energéticas y de telefonía si bien, detalla, en Ecuador no hay nada que nacionalizar en lo tocante al petróleo “porque el petróleo siempre estuvo nacionalizado”.

Correa se refiere a lo que califica de democracias de plastilina. Son las vividas, me explica, en el continente americano donde “hemos sido campeones del mundo en elecciones y votaciones”.

Le pregunto si su modelo a seguir es el cubano, el venezolano, el brasileño o, acaso, el argentino. Sonríe mientras le formulo la cuestión. “El nuestro es el modelo ecuatoriano. Le digo más: no hay modelos como no debe haber dogmatismo”, me espeta. La Alianza Bolivariana que promueve su amigo Hugo Chávez está ahí. Le he preguntado en el tramo final de la entrevista por ella, pero no me ha respondido. Cuando nos despedimos, me lo recuerda. Dice que se le olvidó la última parte de mi interrogación. “La Alianza Bolivariana, señor presidente”, le digo. Ah sí, la ALBA, ya veremos…, me deja en el aire. Sospecho que este economista está más cerca de lo que él denomina socialismo del siglo XXI –léase Castro, Chávez o Morales– que de cualquier otra alternativa posible. Pronto colgaré en este blog el vídeo de la entrevista y ustedes mismos juzgarán.

Anuncios

2 comentarios sobre “Desayunando con un jefe de Estado

  1. Me alegro mucho de que tuvieras la oportunidad de entrevistarle y sobre todo de conocerle en primera persona. Yo tuve la oportunidad, también gracias a la tele, de conocerle en plena campaña cuando vino a Murcia para presentarle a sus compatriotas el programa de su candidatura a las elecciones presidenciales, y me gustó la forma con la que hablaba, sobre todo, al referirse a la migración a la que catalogó de “tragedia”. Creo que es un hombre cercano a todos, también a los problemas y espero que por mucho tiempo, para que se haga realidad esa propuesta que hace de un nuevo Ecuador, para que los que estén lejos se sientan como si estuvieran un poco más cerca porque allí se les tiene en cuenta. Muy buena la entrevista, enhorabuena.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s