Virolas

Castillos de hipocresía

 castillosenlaarena

 

Quizá todos hubiéramos querido que alguna vez una mujer nos mirase, aunque fuese en la lejanía, de la forma con que Elizabeth Taylor dirige sus ojos a Richard Burton en la última escena de The Sandpiper (Castillos en la arena), esa delicia de película dirigida por Vincente Minelli y que nos habla de amores imposibles que van más allá de lo que la razón nos dicta. La historia que nos envuelve con una banda sonora inolvidable y cuyo tema central, The shadow of your smile, de Johnny Mandel, cantaron magistralmente una vez Barbra Streisand y Johnny Mathis.

En un mundo trufado de hipocresía, Laura Reynolds simboliza desde su libertad a aquellas otras mujeres que conocimos en nuestras vidas y que, a lo mejor, también se sintieron libres. Y el pastor, Edward Hewitt, desde su tragedia personal, a aquellos otros hombres que no lo fueron del todo. Al ambiente que recrea la película habría que añadir que se estrenó en 1965, cuando sus protagonistas hacían lo propio con la que para ambos resultara turbulenta relación matrimonial.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s