Virolas

Porca miseria

 


Ave María. The Cranberries & Luciano Pavarotti
Ahora parece que el Big Luciano no vivía sus mejores horas junto a Nicoletta, su segunda esposa y 34 años más joven que el tenor según nos ha machacado con inusitada reiteración la prensa a lo largo de todos estos días. O me divorcio o me pego un tiro, dicen que dijo Pavarotti a unos amigos cercanos mientras le acechaba ya la parca. Ítem más. En la recta final de sus días cambió el sentido testamentario para dar a sus hijas lo que restó a su segunda mujer.

He leído que el cantante vivió sus últimos tiempos fiscalizado por su ex secretaria, hasta tal punto que era ella y no él la que decidía quién podía ser su amigo y quién no. Para pegarse un tiro, que ya lo dijo el divo.

A veces hay personas que irrumpen en las vidas de los demás pertrechadas de un cierto halo de autoridad que raya lo maniqueo. No es éste ni será el último caso de arribista que se acerca al genio para conducir su voluntad, hasta a la hora de elegir el color del papel higiénico que instala junto a su inodoro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s