Virolas

Por el puente de la esperanza…

 

En Águilas, septiembre de 2007

He tenido que volver a buscarla para oírla casi cuatro años después. A veces abres una puerta y tras ella puede esconderse el reino de Camelot aunque no siempre aciertes con la Cenicienta. Lo importante, quizá, sea que tú creas que ella lo merecía. Y creo que sí.

Pasarán años y aún recordarás aquellos días. El baño de agua salada cayendo el sol… Observar su idílica visión desde la ventana mientras fuma un cigarrillo… El contraste del albornoz blanco con la piel morena… Compartir con quien te quiere puede ser un regalo del cielo después de haber descendido a los infiernos. El problema es que nunca estés seguro de casi nada. La esperanza hace que agite el naufrago sus brazos en medio de las aguas, aún cuando no vea tierra por ningún lado que escribió Ovidio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s