Virolas

Velada para sibaritas

 

Cena en Morales con J. M. y J. También con otra pareja amiga de los anfitriones. Menú improvisado y regado con Moët Chandon, consistente en hueva con almendras, chipirones con habitas, quisquillas y cigalas como entrantes; pierna de cordero, de plato central y tartas, de postre. Acabamos a las doce y media. El día siguiente es laborable y me sorprende sobremanera la de gente que se arremolina en las terrazas tomando copas. Uno, que ha de detener el despertador a las 7,15 horas del día siguiente, anuncia que va de retirada.

Subo al coche y las radios disparan ráfagas de información deportiva. Quiero saber quién ha ganado las elecciones presidenciales en el Athletic –mi equipo del alma– pero nadie me lo dice. Parece ser que interesan más los fichajes de Pepe y Saviola por el Real Madrid, según deduzco del temario de las tertulias que allí se montan. Opto por el CD camino de casa tras pasar fugazmente en el dial por una FM en la que perdura, para mi sorpresa, un programa que raya lo pornográfico.

Aparco en el garaje y al salir observo que un par de automóviles hacen carreras por un subterráneo. A doscientos metros pasa un todoterreno de la Policía Municipal. No veo a los agentes muy dispuestos a darles caza. Es la una de la madrugada y no está el horno para bollos. El cepillo de dientes y la cama me esperan.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s