Álbum

Con El Guayabero, en las playas del oriente cubano (1984)

En otoño de 1984 visité, por primera y única vez, la isla de Cuba. Fueron 11 días que difícilmente olvidaré. Tenía 22 años y, posiblemente, la ilusión propia de la edad. En Holguín conocí a este hombre, junto a las paradisíacas playas de Guardalavaca, en el oriente cubano. En la fotografía estamos con él, sobre el escenario, Adolfo Fernández y yo. Bebíamos mojito y acompañábamos sus canciones. Éramos tan jóvenes…

 

 

Casi nadie lo conoce por su verdadero nombre. Sin embargo, cuando se habla de El Guayabero a la mente de todos los cubanos viene su peculiar estampa y el criollísimo humor de sus canciones. Como los juglares, Faustino Oramas va contando la crónica de nuestra vida cotidiana. Para ello canta con su voz potente, unos octosílabos inmejorables y el criollísimo humor de doble sentido, atributos que lo han hecho famoso y hasta imprescindible en la abultada memoria de la música popular cubana.

 

Faustino Oramas nació el 4 de enero de 1911 en la ciudad de Holguín. Su familia, de origen muy humilde, se vio obligada a trabajar en difíciles condiciones para lograr su supervivencia.

 

La familia Oramas carece de tradición musical y el joven Faustino se vio obligado a aprender música en forma totalmente autodidacta. Aunque su primer trabajo fue en una imprenta, muy pronto el encanto de la música le reclamó. A la temprana edad de 15 años formó parte del “Tropical Band” como cantante y tocando las maracas. Esta banda incluía tres guitarras, maracas, una trompeta y un bajo.

 

En 1938 compuso En Guayabero la canción que le dio su apodo. Esta canción fue consecuencia de un malentendido que ocurrió en el Molino de Azúcar del pequeño pueblo de Miranda.

 

La banda fue a tocar en el cuartel de los trabajadores el día de pago y terminada la actuación pararon en el bar del pueblo. Allí había una guapa chica trigueña que servía la bebida a los músicos y que, dio la casualidad, que era la amante del jefe de la policía local (como en todos los pueblos pequeños, el jefe de policía a su vez, ejercía de alcalde). Algún cotilla, tal como dice Faustino, le dijo al policía que su “trigueña” estaba sirviendo bebidas a varios músicos. No hace falta decir que Faustino y sus compañeros tuvieron que abandonar el lugar con una precipitación inusual. El incidente fue recordado “En Guayabero”, quizás su canción más conocida. “Soy un personaje público gracias a la inspiración por una trigueña. O más bien a un marido celoso de un lugarcito de Oriente llamado Guayabero, adonde fui a cantar para ganarme la vida y por poco encuentro la muerte. Ella fue amable, muy amable conmigo, y la gente del bar se lo dijo al marido, un cabo de la Guardia Rural. ¿Resultado? Salí echando con mis músicos y en el camino surgió:


Trigueña del alma, no me niegues tu amor /
En Guayabero mamá, me quieren dar……

 

Después, “nada más y nada menos que Pacho Alonso me pidió la canción. Primero la grabó con Los Bocucos y después la montó con su orquesta y la puso a recorrer mundo en la década del 60″.

 

Fue entonces que nació para la gente El Guayabero. Sin embargo, ya desde los 15 tocaba maracas y cantaba con el septeto de Benigno Mesa, amenizando fiestas campesinas en las cuales hasta la música iba a crédito. Más tarde, la emisora CMKO, que transmitía desde Holguín un programa en vivo, le abrió un espacio a sus guarachas y a su auténtico repertorio criollo. Largo y nervudo, Faustino Oramas parece tener la talla justa para la guaracha, esa música hembra y traviesa capaz de parir unos siameses llamados doble sentido e inspiración. Nuestro hombre, por demás, le aporta un don natural para el ritmo que ni la sordera de los años ha podido menguar. Y siempre, como el singular Ñico Saquito o como Pedro Luis Ferrer, con ese fino gracejo que no hace concesiones a la vulgaridad ni a la chabacanería.

  

[Tropicana Internacional. 2006]

Anuncios

4 comentarios sobre “Con El Guayabero, en las playas del oriente cubano (1984)

  1. que te metes en lo que no te importa fukyou, vete mucho a la verga perro, no que Cuba libre y su Fidel que los oprime, ehhhhhh, para eso me gustabas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s