Archivo

A Shakespeare lo enmienda un juez

 

 “El sabio no se sienta para lamentarse, sino que se pone alegremente a su tarea de reparar el daño hecho”.  William Shakespeare

Prohíbe llamar Julieta a una niña y sí lo admite para otra

Eduardo Casado. 09.02.2007

Paco Vico y Alicia Martínez están muy enfadados. En marzo de 2006 denunciaron, a través de 20 minutos, que el juez del Registro Civil de Murcia, Antonio Martín Ferradal, no les dejaba inscribir a su hija como Julieta y tuvieron que llamarla Julia. Ahora han descubierto que el mismo magistrado ha autorizado que otra pareja le ponga ese nombre a otra pequeña.

Paco y Alicia, que están inmersos en un largo proceso burocrático con el Ministerio de Justicia para cambiar el nombre de su hija, han decidido no quedarse cruzados de brazos, así que enviaron a Juan Martínez Moya, presidente del Tribunal Superior de Justicia de la Región de Murcia, una queja formal, en la que decían estar “estupefactos y hundidos moralmente” y lamentaban que se hubiera “vulnerado nuestro derecho a ser contemplados ante la ley en igualdad”.

Martínez Moya, según fuentes del TSJ, ha convocado al magistrado Martín Ferradal para que “informe sobre el contenido de la queja por falta de respeto y consideración al ciudadano”.

El juez del Registro Civil tiene tres días para contestar (hoy, el lunes y el martes). Se ha vulnerado nuestro derecho a ser contemplados ante la ley en igualdad.

Por su parte, el padre de la Julieta ‘autorizada’, el abogado José Manuel Castelló, explicó ayer que en su caso “el juez tampoco quería”. Pero él, por su profesión, conocía los vericuetos por los que podía conseguirlo: registró un recurso contra la primera decisión del juez y logró que inscribieran a la niña en el padrón municipal y en la Seguridad Social con un nombre provisional, Julieta Castelló, mientras el juez decidía si aceptar el recurso. Con estos papeles y con antecedentes jurídicos en la mano, el juez Martín Ferradal aceptó.

“Me dijo que le sabía mal por la anterior pareja, pero que tenían que haber insistido más”, explicó Castelló.

[20 minutos. 9 de febrero de 2007] 

Anuncios