Virolas

Desayuno con diamantes

Una biografía de ella, escrita por un teólogo, dice que jamás encontró el amor de su vida, que tenía una profunda carencia afectiva y que, en la recta final de sus días, hasta se dejó tratar mal. Habla el biógrafo de un ser tímido, inseguro y confundido. Su existir, dice, fue una búsqueda constante y desesperada por encontrar un sentido más profundo a su vida.

Audrey Hepburn, ese ser celestial con el que todos, alguna vez, hubiéramos querido compartir un desayuno con diamantes, poseía un triste glamour. El destino, esquivo tantas veces, no la trató como mereciera: hija de un banquero inglés y una baronesa holandesa arruinada durante la guerra, su madre tuvo que trabajar en profesiones tan distantes de su condición de antaño como cocinera o florista. Un grupo de expertos la eligió un día como la belleza natural por excelencia al confluir en ella la personificación de la vida sana, la hermosura interna y externa, con una piel y una resplandeciente personalidad.

La Hepburn acabó sus días ayudando a los demás, como embajadora de UNICEF. Tras su muerte, ocurrida en 1993, nos queda su recuerdo imborrable y alguno de sus enseres emblemáticos. Así, el vestido negro de Givenchy que lució en Breakfast at Tiffany’s fue adquirido por 807.000 dólares en una subata celebrada hace unos días en la afamada casa Christie’s de Londres. Esa escena en la que Golightly se baja de un taxi en la Quinta Avenida y se deslumbra ante las vitrinas de la tienda Tiffany & Co siempre permanecerá en nuestra retina. Todo ello edulcorado con su también inolvidable banda sonora.

Las ganancias de la venta del vestido fueron a parar a la organización City of Joy Aid, a beneficio de los indios pobres, fundada por Dominique Lapierre. Lo compró la misma firma de moda que lo cosió en 1961. Porque al final todo vuelve a su origen. Es lo suyo. Hasta los símbolos de nuestros sueños con alguien que una vez nos encandiló con su espectacular resplandor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s